El Hotel Bucarica es un ícono de la modernidad en Bucaramanga y fue el primer hotel moderno que se construyó en Santander. El edificio de tres pisos ofrecía las instalaciones más novedosas incluyendo piscina salones de convenciones, restaurante, bar y parqueadero además de más de 60 habitaciones con baño propio.

El Hotel Bucarica hizo parte de un conjunto de obras realizadas en Bucaramanga con motivo de los V Juegos Nacionales de 1940. Mediante la Ley 26 de noviembre 21 de 1939 el Gobierno nacional estableció la contribución de la Nación de una suma de $100.000 que serían administrados por el Comité Organizador de los Quintos Juegos Atléticos Nacionales para las obras a financiar. Los Juegos Nacionales pensados para 1940, se realizaron un año más tarde en 1941 con el fin de terminar las obras de infraestructura necesaria para el evento deportivo. Además del hotel, se construyeron el Palacio de la Gobernación y la Villa Olímpica y se dotó a la ciudad de servicios públicos y vías de comunicación.

Para su construcción se adquirió una vieja vivienda en donde se encontraba la Casa del Comando de la Quinta Brigada. El miércoles 10 de diciembre de 1941, con un banquete que contó con la presencia del presidente de la República, Eduardo Santos Montejo, se realizó la ceremonia de inauguración del Hotel Bucarica. El diseño del edificio para el Hotel Bucarica estuvo a cargo del arquitecto español Germán Tejero de La Torre, quien también realizó los planos del Hotel Pipatón en Barrancabermeja. El diseño estaba fuertemente influenciado por tipologías modernas como el art decó, la arquitectura modernista de la bauhaus y los hoteles californianos. La edificación representa la transición hacia una arquitectura moderna con elementos sencillos, geométricos y funcionales privilegiando la iluminación natural y el uso de superficies lisas y materiales industriales. También el diseño interior y el mobiliario fueron concebidos específicamente para el hotel con elementos formales similares, siguiendo el lema bauhaus de “la forma sigue la función”. Con sus lujosos interiores realizados con materiales importados de Dinamarca, el Bucarica ha sido un centro recepción y reunión de políticos, viajeros y celebridades, así como de entidades departamentales y municipales. Sin embargo, el hotel entró en decadencia a finales del siglo XX debido al mal manejo de sus fondos y se conserva muy poco de la decoración original.

El nombre Bucarica se deriva del homónimo cacique Guane, quien ofrecía ayuda, regalos, hospedaje a sus visitantes. Así, desde su inauguración, el Hotel Bucarica ha visto pasar la vida social y política de Santander. Su balcón ha servido de tribuna a personajes insignes como Jorge Eliecer Gaitán, Gustavo Rojas Pinilla y Pelé, y entre sus huéspedes se encuentran Diego Armando Maradona y Camilo Torres. En 1999 el hotel se convirtió en sede empresarial, cultural y administrativa de la Universidad Industrial de Santander.

Ubicación: Cra. 21 #31-41

Contacto:  6960266